La SMA cuenta con un protocolo general que define los lineamientos técnicos en los que se basa toda comunicación en línea con la SMA, incluyendo captura y monitoreo de datos en tiempo real, con relación a variables y parámetros de interés registrados tanto por CEMS, como por otros instrumentos utilizados para el monitoreo ambiental, según lo establecido en los respectivos instrumentos de carácter ambiental que imponen dicha obligación de conexión (Normas de Emisión, Planes de Descontaminación Ambiental, Resoluciones de Calificación Ambiental, Programas de Cumplimiento, entre otros).

Preguntas frecuentes instructivo

La Unidad Fiscalizable está definida como la unidad física en la que se desarrollan obras, acciones o procesos, relacionados entre sí y que se encuentran regulados por uno o más instrumentos de carácter ambiental de competencia de la SMA. Por lo tanto, una Unidad Fiscalizable podría estar conformada por distintas plantas y fuentes. Para efectos de la conexión en línea interesa identificar todas las chimeneas, ductos y sistemas de monitoreo asociados a una Unidad Fiscalizables.

El instructivo de conexión en línea a la SMA es válido para todos los instrumentos de carácter ambiental en los cuales se establezca la obligación de reportar datos en tiempo real a la SMA, incluyendo aquellos instrumentos aprobados antes o después de la publicación de este instructivo. Por lo tanto, no es aplicable de forma obligatoria para todos los sistemas de monitoreo continuo (CEMS, por ejemplo), sino que solo para aquellos que cuentan con la obligación de reportar en tiempo real.

De acuerdo a lo indicado en la sección 5 del protocolo, la información a enviar corresponderá a la solicitada por la normativa vigente para cada caso (Planes, Normas, etc.), incluyendo datos primarios y/o valores estimados. No obstante, la SMA podrá solicitar la inclusión de información adicional a reportar, a través de la conexión establecida, con objeto de validar y caracterizar los datos, entre otros aspectos.

El protocolo solo se enfoca en reporte de variables en tiempo real y siempre se debe considerar lo establecido en el instrumento de carácter ambiental que corresponda (Planes, Normas, etc.). En la sección 3.1 se entregan mayores detalles de la frecuencia de envío. De todos modos, por ahora, solo se considera un valor por minuto (promedio de mediciones  en un minuto), sin descartar valores.

La conexión en línea de equipos CEMS con la SMA debe ser por medio de enlace MPLS dedicado. En tanto, la conexión en línea de otros equipos y/o instrumentos distintos a CEMS debe ser con VPN, a través de MPLS dedicado, idealmente, o en su defecto, por medio de internet. Los costos asociados deben ser absorbidos por cada titular.

Lídice 652, Santiago (Datacenter Lídice II de GTD, Racks B5 y B6).

Toda conexión en línea vía MPLS debe realizarse a las oficinas centrales de la SMA en Santiago, Teatinos 280 piso 8. En caso de cambios en la dirección física se informará oportunamente a los titulares.

Sí, para el caso de conexiones colectivas, podrán asociarse varios titulares para establecer una sola conexión en línea, previa autorización de la SMA. Sin embargo, las características de esta conexión debe permitir identificar plenamente la unidad fiscalizable de la que provienen los datos y se deben cumplir todas las indicaciones del instructivo.

No se requiere una IP pública por cada unidad fiscalizable, siempre y cuando las unidades fiscalizables accesibles a través de dicha IP pertenezcan al mismo titular. La IPv4 pública solo es necesario para los enlaces VPN por internet, en aquellos casos debidamente justificados en que no sea posible establecer un enlace MPLS privado. Esto solo aplica para conexiones con equipos que no sean CEMS. Sin perjuicio de lo anterior, los pormenores de la conexión se considerarán caso a caso.

Para las conexiones en línea con titulares que cuenten con CEMS, solo se permitirá el protocolo de comunicación DNP3. En tanto,  para la conexión en línea de otros equipos y/o instrumentos distintos a CEMS se debe justificar la propuesta de otros protocolos, siempre y cuando soporten estampa de tiempo desde el origen.

La SMA establecerá las VPN sitio a sitio entre el Firewall de la SMA y el Firewall del regulado.

Para el servidor web solo basta con un api para hacer las consultas. los parámetros a consultar y los endpoints a implementar en la API, junto con el formato de respuesta, serán establecidos al momento de trabajar en la conexión.

Para el caso de pérdidas de datos por caídas en la conexión en proyectos de instrumentación (no CEMS), la totalidad de los datos históricos  deben estar disponibles a través de la API para ser consumidos bajo demanda. Revisar punto 3.2 del instructivo. De todos modos, será responsabilidad de la empresa tomar todos los resguardos para evitar fallas en la entrega de datos.

Los plazos para establecer la conexión en línea con la SMA serán los que se definan en el Instrumento de Calificación Ambiental que exija dicha conexión (Planes, Normas, RCA, etc.). En particular, las fuentes afectas al DS28/2013 tienen un plazo de 6 meses, a partir de la publicación del instructivo en el diario oficial, para que presenten un cronograma donde comuniquen a la SMA la forma en que adaptarán sus sistemas existentes, a las nuevas exigencias impuestas, según se establece en el cuarto resuelvo del instructivo.

La redundancia tiene por objetivo garantizar la disponibilidad del dato medido. Por lo tanto, queda a criterio del titular la forma de implementar los mecanismos necesarios para asegurar la estabilidad de la conexión en línea y evitar fallas en el reporte de datos.

Para la estampa de tiempo, el estándar utilizado por la SMA es el establecido en la ISO 8601 (https://www.w3.org/TR/NOTE-datetime). Un ejemplo de un valor en este formato es el siguiente: 2018-12-03T16:50:42.1181626Z. Para el agrupamiento de datos se utiliza el formato JSON, el que define como separador de listas la coma, no utiliza separador de miles, junto con utilizar el punto para los decimales. Un de un JSON es el siguiente:

Son todos los procesos que el titular ejecuta sobre los datos  desde su origen (datos crudos) para determinar la validez de estos, ya sea para normalización o para clasificación de datos (ejemplos: dato válido, dato erróneo, dato de calibración, etc) y su posterior carga en base de datos.

La implementación del protocolo DNP3 queda a criterio del titular (software o hardware), siempre y cuando la fuente de datos sea la fuente primaria o lo más cercano posible. Se pueden utilizar PLC espejos u otros mecanismos debidamente justificados técnicamente. Cabe destacar que tanto el software, como el hardware, pueden ser auditados por alguna entidad técnica para verificar que no exista un manejo malicioso de los datos.